Línea 2 del Metro, una de las más concurridas, representa un riesgo para los usuarios

0
100

Apoyados en una consultora y especialistas, el gobierno detecta las zonas estratégicas vulnerables

El 92% del terreno que recorre la Línea 2 del Metro (Cuatro Caminos- Taxqueña) es zona de riesgo, concluyó la empresa consultora Bain&Company México, que durante cuatro meses evaluó los puntos neurálgicos de la Ciudad de México vulnerables ante un terremoto.

La empresa realizó el trabajo de manera gratuita en conjunto con 17 oficinas de gobierno de la Ciudad de México y federal, así como con expertos, académicos e integrantes de la iniciativa privada, de acuerdo con el documento “Marco teórico para identificar iniciativas para incrementar la resiliencia sísmica de una ciudad”, del que El Sol de México tiene copia.

En el caso del transporte es la Línea 2 del Metro (azul), así como la 1 y la 3, las que tienen mayor factor de peligro, por su capacidad, conectividad, ubicación, tipo de construcción y antigüedad, al mismo tiempo que dan la orientación para reforzarse y tener planes adecuados de contingencia ante un sismo de alta magnitud.

Las estaciones de estas líneas, se explica en el documento, son las que contemplan el mayor número de viajes al día, conectan puntos clave de la ciudad y tienen la capacidad de suplir a otros servicios de transporte, es decir, son infraestructura estratégica.

Sin embargo, también son infraestructura vulnerable, debido a que gran parte de su construcción está sobre zona lacustre, en algunos casos presentaron daños en el terremoto del pasado 19 de septiembre, influye también que en algunas zonas están en pasos elevados y su vía es férrea, en lugar de neumática, finalmente abona en su contra su antigüedad.

En el caso de la Línea Azul, que pasa por el Zócalo de la ciudad 10 de sus 24 estaciones son superficiales, fue construida entre 1970 y 1984, a su favor está el que toda la vía es neumática y no presentó daños el sismo de hace siete meses.

Los expertos concluyeron que “se deben reforzar las estaciones más vulnerables, así como elaborar planes de redundancia para definir las acciones a seguir en caso de que éstas no se encuentren en condiciones de funcionar tras un sismo”.

Y más

Pero no sólo esas tres líneas del Metro están comprometidas en su seguridad, también tres del Metrobús y cinco de los 14 Centros de Transferencia Modal (Cetram), revela el texto que, especifica, busca diseñar iniciativas de mediano y largo plazo dirigidas a reducir la vulnerabilidad de la CdMx, así como para optimizar su capacidad de respuesta ante eventos similares a un sismo.

A cerca del Metrobús se indicó que son las rutas 1,3 y 5 las consideradas como estratégicas tanto por la cantidad de usuarios que transporta como por su conectividad.

Mientras que en el caso de los Cetram señala al de El Rosario, Pantitlán, Taxqueña, Politécnico y Tacuba.

” Éstos presentan características de alta vulnerabilidad y son particularmente estratégicos ya que se encuentran en zona lacustre, fueron construidos antes de 1985, tienen construcción superficial/elevada y transportan a más de 100 mil usuarios por día”, se expuso.